Exitosas

¿Cómo Conocer Gente Nueva? Los Mejores Sitios Webs y Consejos

Viajar para 963847

Lo primero, decirte que me hace muy feliz que te lo estés planteando. Antes de meternos de lleno en el tema, te pongo en antecedentes, yo solo había viajado en solitario por apenas cuatro países. Había recorrido Vietnam, Laos, Camboya, Singapur y parte de Tailandia hace unos años, y la experiencia de hacerlo en solitario había sido muy gratificante. No voy a hablar ahora de los pros y contras que tiene el viajar en solitario, pero lo que sí te voy a decir es que, una vez empiezas… vas a querer repetir. La primera vez que lo hice, fui acompañada de mi mochila llena de miedos, pero es normal, enfrentarse a algo nuevo siempre da miedo. Convencerme de que era una muy buena idea, no fue nada complicado, tardé poco en decidirme en que lo iba a hacer. Pues bien. Se desaconseja igualmente las zonas cercanas a Nagorno-Karabaj.

Y sobre todo, me encanta viajar siendo mujer. Es que una mujer extranjera no es lo mismo que una mujer iraní; pero tampoco es un hombre. Esto juega a favor en la mayoría de los casos empero también se puede venir en nuestra contra. Sí, y te puedo largar con total seguridad que fue la mejor experiencia en estos siete abriles de viaje.

Y se le acercó para hacerle fiestas y gestos agradables. Pero el angelito, espantado, forcejeaba al acariciarlo la aporreado mujer decrépita, llenando la casa con sus aullidos. Una vela chica, temblorosa en el horizonte, imitadora, en su pequeñez y aislamiento, de mi edad irremediable, melodía monótona de la inquietud, todo eso que piensa por mí, o yo por ello -ya que en la grandeza de la circunloquio el yo presto se pierde-; piensa, digo, pero musical y pintorescamente, sin argucias, sin silogismos, sin deducciones. Tales pensamientos, no obstante, ya salgan de mí, ya surjan de las cosas, presto cobran demasiada intensidad. La energía en el placer crea malestar y sufrimiento positivo. Y ahora la bajura del cielo me consterna; me exaspera su limpidez. El estudio de la belleza es un duelo en que el artista da gritos de terror antes de caer vencido. El garañón, sin ver al gracioso, siguió corriendo con celo hacia donde le llamaba el deber.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.