Aficiones

Historias:Me llamo Ryan

Como conocer 614367

Lance y Ryan llegan a la mansión de Ricardo Diaz. Lance:Lo has hecho bien amigo. Ryan:Esta bien,adiós. Ryan: Abandona el lugar en coche Vaya,eso estuvo de puta ma Su teléfono suena ,Bueno? Ryan:Jaja,quien habla? Ryan:Jaja,si claro,lo que digas.

Rougemont, Denis de. Traducción de Antoni Vicens. Barcelona: Kairós, , , La atracción erótica de un sujeto por otro ha existido siempre. El ambición tiene relación con la falta; deseamos aquello que nos falta Platón, Comilona , a-b ; se desea lo que no se tiene, lo que no se es e. Ya se trate de un hombre o de una mujer, el encuentro con el amor Eros aparece -para Platón- como una confrontación con la falta. Actualidad bien, el deseo no es el amor.

No es conveniente que el hombre esté solo. Esta compañera es Sofía. Para encontrarla, es indispensable conocerla. Y con esto da por terminada su acción. Yo, que no tengo el blasón de educar a un gentilhombre, me guardaré de imitar a Locke en ese aspecto. Por tanto, comencemos examinando las diferencias y las afinidades entre su sexo y el nuestro. En lo que se refiere al amor se hallan siempre relaciones entre la mujer y el hombre, y siempre se encuentran diferencias, y la dificultad de compararles proviene de la de determinar en la constitución de individuo y otro lo que es anecdótico o no del sexo. Bajo muchos puntos de vista, hay entre ellos tantas relaciones y oposiciones que semejante vez es un milagro de la naturaleza el haber formado dos seres tan semejantes estando constituidos de un modo tan diferente. Estas relaciones y diferencias deben ejercer influencia en lo moral.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.